Discapacidad y empleo

Las personas con discapacidad constituyen un grupo muy numeroso y, como ya vimos en una entrada anterior del blog, uno de los principales colectivos en riesgo de exclusión social y laboral, con importantes obstáculos para el desarrollo de sus derechos personales y profesionales.

Por estas razones, los poderes públicos tienen la obligación y la prioridad de promover y mejorar la integración laboral de las personas con discapacidad, mediante la adopción de diversas políticas y medidas, desde el nivel internacional al local, que recordaremos en el post de esta semana, centrándonos en el ámbito nacional y en Aragón.


Concepto y cifras de la discapacidad


A efectos de las políticas de empleo, se consideran personas con discapacidad aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad (física, psíquica o sensorial) igual o superior al 33%. Además, se considerará que también tienen este grado de discapacidad los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión por incapacidad permanente, en grado de total, absoluta o gran invalidez, y los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.

Las cifras y estadísticas nos ayudan a comprender la importancia de la discapacidad, en términos cualitativos y cuantitativos, lo que nos permitirá afrontar mejor los problemas y adoptar soluciones. Existen informes periódicos anuales sobre el empleo en las personas con discapacidad, que elabora El Instituto Nacional de Estadística, además de diversas fundaciones con las que colabora (como ONCE y CERMI) y una Base de Datos Nacional de Personas con Discapacidad y un Observatorio de la Discapacidad. En Aragón, el INAEM también  elabora informes trimestrales de discapacidad y empleo.

Según los últimos datos disponibles sobre discapacidad:

  • En España hay 1.774.800 personas discapacidad entre los 16 y 64 años (un 5,9% de la población)
  • La tasa de actividad es sólo del 33,9% en España (del 36,1% en Aragón), muy inferior a la población sin discapacidad (78,1%). La tasa de empleo es del 23,4% (27,4% en Aragón), frente al 60.9% de las personas sin discapacidad.
  • La tasa de paro es muy elevada (en España, 31% y en Aragón, 24,2%). La mayor tasa de paro corresponde a personas discapacitadas entre 16-24 años: un 63,5%.
  • Su participación en el mercado de trabajo está condicionada por la edad (la inactividad aumenta con la edad), el género (mayor tasa de actividad masculina) y la intensidad y tipo de discapacidad.
  • Teniendo en cuenta el tipo de discapacidad, las tasas de paro más altas corresponden a personas con enfermedad mental y discapacidad intelectual (47,7% y 44,7%), y son más bajas en las personas con discapacidad auditiva y física (menos del 30%) y notablemente más bajo entre las personas con discapacidad visual (17,7%)
  • Su trabajo se realiza de forma mayoritaria en el sector servicios y su salario medio bruto anual es notablemente más bajo (diferencia salarial del 17,1% respecto a la población sin discapacidad).
  • La formación mejora la tasa de actividad laboral. Su nivel formativo es comparativamente menor al de la población sin discapacidad (menor nivel educativo y formativo y escasa participación en acciones formativas).


Ayudas a la discapacidad y fomento de la contratación


Por una parte, hay subvenciones y ayudas para favorecer la integración laboral de las personas con discapacidad:
  • A través del empleo protegido, en los Centros Especiales de Empleo, para generar o mantener el empleo de este colectivo y mediante las Unidades de Apoyo y enclaves laborales.
  • Promoción del empleo autónomo, capitalización de las prestaciones por desempleo y subvención de cuotas a la Seguridad Social.
  • Empleo por cuenta ajena en el mercado ordinario, mediante contratación indefinida, temporal o transformación de temporal en indefinida, contratos formativos o en prácticas. 

Tanto en la página del SEPE como del INAEM podemos consultar las medidas y subvenciones a la contratación de personas con discapacidad, en sus distintas modalidades.


Contrato, apretón de manos


Por otra parte, existen obligaciones de las empresas en relación a la contratación de personas con discapacidad:
  • Cuota de reserva del 2% de trabajadores/as con discapacidad, en empresas con 50 o más trabajadores/as. En el caso de la Administración Pública, la cuota de reserva asciende al 5%.
  • Medidas alternativas a la contratación, como excepción a esta obligación de reserva, en determinados supuestos debidamente acreditados (inexistencia de demandantes y especiales dificultades para incorporar trabajadores con discapacidad), que conllevarán la celebración de un contrato de bienes y/o servicios, donaciones económicas o la constitución de un enclave laboral, en las cantidades que se establecen legalmente.



Mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad


Dentro del marco de la Estrategia Europea sobre discapacidad 2010-2020 y, en España, de la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social, éstas son algunas de las medidas más necesarias:
  1. Promover la formación y la cualificación de este colectivo para un mejor y mayor acceso al empleo, clave para su inclusión social y laboral.
  2. Superar y derribar las barreras sociales, empresariales, físicas y psicológicas para favorecer la inclusión social y laboral y conseguir la máxima integración y normalización.
  3. Adaptar las políticas de empleo e intermediación laboral, con personal y apoyo especializado.
  4. Prestar atención a los grupos de población con discapacidad especialmente vulnerables y en los que se acumulan varias causas de discriminación: mujer, joven y con discapacidad psíquica.
  5. Fomentar el emprendimiento y el autoempleo como opción para acceder al mercado de trabajo.
  6. Aumentar las ofertas de empleo para personas con discapacidad, tanto a través de medios y portales específicos como generalistas, en el mercado protegido y en empresas ordinarias.

Formación, jóvenes en aula




En Inaem Orienta revisamos de forma periódica páginas de empleo especializadas (por ejemplo, Portalento, Disjob o DFA), y compartimos información de ofertas de empleo para personas con discapacidad que puedes consultar, además de mejorar la formación a través de nuestros talleres y recibir la ayuda de un tutor, por lo que te animamos a utilizar los servicios de nuestro portal para mejorar tus oportunidades.

(Fuentes: SEPE, INAEM, Fundación ONCE, Inaem Orienta, MEYSS, MSSSI)



Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para activar tu inscripción en la Bolsa de Empleo del SALUD

Nueva APP de INAEM Orienta

Nuevo acceso al portal INAEM Orienta: Personas en búsqueda activa de empleo